0E756FFA-6AC7-4589-A9FA-9009C1481B7A

Hoy 27 de agosto se cumplen 148 años del nacimiento del poeta modernista Amado Nervo.  No lo convencían los anhelos de versos brillantes ni las ideas nuevas porque quería forjar un cielo y contemplar un mundo. Era poeta, desde luego. Uno que no trabajó con un vocabulario, sino con todo el lenguaje.

Les dejamos a continuación nuestra propuesta de los tres mejores poemas de Amado Nervo.

En paz

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;
porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje la miel o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas noches de mis penas;
mas no me prometiste tú sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas…

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

 

Si tú me dices “ven”

Si tú me dices «¡ven!», lo dejo todo…
No volveré siquiera la mirada
para mirar a la mujer amada…
Pero dímelo fuerte, de tal modo

que tu voz, como toque de llamada,
vibre hasta el más íntimo recodo
del ser, levante el alma de su lodo
y hiera el corazón como una espada.

Si tú me dices «¡ven!», todo lo dejo.
Llegaré a tu santuario casi viejo,
y al fulgor de la luz crepuscular;
mas he de compensarte mi retardo,
difundiéndome ¡Oh Cristo! ¡como un nardo
de perfume sutil, ante tu altar!

 

Autobiografía 

¿Versos autobiográficos ? Ahí están mis canciones,
allí están mis poemas: yo, como las naciones
venturosas, y a ejemplo de la mujer honrada,
no tengo historia: nunca me ha sucedido nada,
¡oh, noble amiga ignota!, que pudiera contarte.

Allá en mis años mozos adiviné del Arte
la armonía y el ritmo, caros al musageta,
y, pudiendo ser rico, preferí ser poeta.


-¿Y después?

-He sufrido, como todos, y he amado.

¿Mucho?

-Lo suficiente para ser perdonado…

 


Amado Nervo, seudónimo de Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo y Ordaz, nació  en Tepic, hoy Nayarit, México, el 27 de agosto de 1870. Poeta y prosista mexicano, perteneció al movimiento modernista.
Fue miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua. Murió con sólo 48 años, en Montevideo, Uruguay el 24 de mayo de 1919.

Bibliografía: 

El bachiller, 1895
Perlas negras, 1896
Místicas, 1898
Poemas poesía de su etapa de París, 1901
El éxodo y las flores del camino, 1902
Lira heroica, poesía, 1902
Jardines interiores, 1905
Almas que pasan, 1906
En voz baja, 1909
Juana de Asbaje, biografía de Sor Juana Inés de la Cruz,1910
Serenidad, 1912
Mis filosofías, 1912
Elevación, 1916
El diablo desinteresado, 1916
Plenitud, 1918
El estanque de los lotos, 1919
El arquero divino, 1919
Los balcones, 1922:
La amada inmóvil, 1922