E287A271-DA56-4EA7-A13A-A9F3A5885C6B

Pablo Neruda vivió en París, de forma intermitente —al menos una vez por década—, entre 1927 y 1971. En su primera visita a la capital francesa, amplio conocedor ya de la poesía en ese idioma, hacía escala hacia Rangún (Myanmar); disfrutó de la bohemia en el Montparnasse y conoció a César Vallejo. En sus últimos tiempos en la capital conoció dos noticias: una feliz, la de su Premio Nobel de Literatura, y otra trágica, la de su cáncer. Para conmemorarlo, el Instituto Cervantes de París ha impulsado una ruta sobre los pasos de Pablo Neruda en la ciudad, que se une a las de Julio Cortázar o Frida Kahlo, ya disponibles.

Felipe Tupper, poeta y gestor cultural chileno, ha confeccionado un recorrido —con nueve kilómetros de extensión y catorce paradas— que se inicia en «el mausoleo»: la Embajada de Chile en Francia (Avenida de la Motte Piquet, 2), donde Pablo Neruda ejerció de cónsul de Chile para los refugiados españoles entre 1936 y 1939, gestionando el viaje del Winnipeg a su país natal, con más de dos mil republicanos españoles a bordo. El recorrido se acerca también a la residencia de Neruda en aquellos años: un apartamento en Quai de L’Holorge, 31, en el que Neruda convivía con su esposa —Delia del Carril— y el matrimonio formado por los escritores españoles Rafael Alberti y María Teresa León.

Los pasos de esta ruta de Pablo Neruda en París se encaminan al número 56 de la calle Varennes, donde residía el poeta Louis Aragon, uno de los mejores amigos de Pablo Neruda. En los últimos tiempos, a las visitas del poeta a Aragon se sumaba el escritor Jorge Edwards ex embajador en París, que también solía acompañarle al anticuario Le village suisse (Suffren, 78), en el que se detendrán los caminantes. También se asomarán a los hoteles Quai Voltaire (Rive Gauche) y Montblanc (Barrio Latino), para regresar a la embajada, donde pasaría sus últimos días parisinos antes de regresar a Chile para morir. ¿Más paradas? Restaurantes, barrios y otros puntos fuera de ruta para conocer

Para realizar la ruta de Pablo Neruda por París que propone el Instituto Cervantes basta con acceder a la página web creada por la institución, en la que se incluye un mapa con instrucciones.