B26340F1-9E4A-441D-90E4-512C18A60F32

Presentamos la poesía del poeta venezolano Diego Emanuel Osechas Lucart, ganador del Concurso de Poesía Lírica en el Congreso Internacional REDIELUZ 2017.   Les dejamos a continuación una muestra de su obra poética.

 

Cinco

Viejo tigre,
Fue insospechado tu cabalgar
Sobre los hombros de gigantes.
Ayer, y hoy,
El gigante eres tú.

Cinco rayas marcaron la sed en tu numeral;
Sed alada de saberse humano y fugaz.

Tu pestañeo fue una aguja en el mar:
Tan conmensurable como infinito.
Así como el respiro de flor
Que contiene el amor más grande.

Viejo tigre,
Escolar de sencillez;
Pájaro amarillo de cabellos blancos;
Imposible pensar triste
Si se piensa en alegría,

Y en tu noble bizarría,
La dulce matemática del resolver,
Sentimos la alígera armonía
Del alma que no se cansa de aprender.

 

Libertad y Aforismos

A propósito de nuestra lucha,
dejaré mis flores a tus pies.
Para mis hermanas: la palma y el mar;
mis hermanos: el durazno y rayo;
mis padres: la tierra y el cielo.

Libertad
(lo más firme de este cuerpo austero),
¡cuánto llanto se ha escrito en tu nombre!
Nos hemos visto en caminos remotos,
ahora lucho por encontrarnos de nuevo.

Hoy, un batiscafo de querellas
se hunde en el mar corrompido y oscuro.
Con los ojos en el aire,
gravitan los héroes:

“Sabernos mortales es contrariar el azar”.
Así, la vida, que vale todo, y no vale nada,
es el último presagio de pronto regreso.

El vértigo en el corazón
destila tres colores,
y cada gota es un perdón
por los muertos de mi pasar.

Los hijos míos, recios, no olvidan el heroísmo,
y ese grito de llamada no se ahoga ni perece.

Libertad
(copla de espuma cautiva en el mar),
qué cerca te he sentido en la vastedad de los sueños.
He rozado con mi dedo tu viejo nido;
a veces se asoma tu retrato para verte.

Regresan a ti los frutos prematuros;
la caída de los caminos ausentes
son el trisagio que nadie escucha.
Aún así, cantamos al dolor: -¡Aún no ha muerto nada!

Libertad,
la tierra está mojada;
el azul fulgura el trópico.
Todo lo perdido será encontrado,
una vez más,
en los cauces de lo incierto.

Nos hemos visto en caminos remotos,
ahora lucho por encontrarnos de nuevo.

 

Vulnerabilidad

Vulnerabilidad es

Un espejo en un cuarto oscuro.
La guitarra sin cuerdas en el rincón.
Esperar, desnudo, la palabra que redime.
Besar los pasos del regreso.

A veces,

Sentir las verdades de la mentira.
Ponerle nombre al llanto.
El abrazo de un fantasma antiguo.
Decirte que te amo.

Escribir un poema con lápiz.
Estar en guerra con el tiempo.
Las dudas del amor lejano.

También,

Ser víctima del rey azar.
Vivir cómplice del desencanto.
Llorar las tristezas de un infante.
La mudez del sueño ahogado.

La piel de un hueso roto.
El pisar de un lunario en llanto.
Las querellas del corazón.
Creer en vano.

Buscar eternidad en un suspiro.
Gritar por amor en mundo de sordos.
Espabilar en sueños ajenos.
Volver a casa con las manos vacías.

El hambre de un hijo pródigo.
Vivir la vida de un muerto.
Ver morir el alma,
Anhelar su resurrección.

La esperanza del antaño tiempo.
Pedirte que te quedes.
Tener que verte partir,

No poder seguirte…
“Tener fe.”


Diego Emanuel Osechas Lucart

(Maracaibo, Edo. Zulia; Venezuela).
Nací, y me he criado en Maracaibo, Venezuela, desde mis primeros respiros. Actualmente soy estudiante de psicología y violoncellista; profundo amante de las ciencias de la mente, la poesía, y la filosofía del lenguaje. Ganador del Concurso de Poesía Lírica, en el Congreso Internacional REDIELUZ 2017.

Twitter: @OLucart