Columnas

Poesía contemporánea

La poesía contemporánea remite a las expresiones poéticas de los últimos cien años. En estas existe una clara separación de elementos preponderantes en otras épocas, tales como la métrica o la rima. Esta situación se debe fundamentalmente al hecho de que la poesía contemporánea se desarrolló en buena medida debajo de la órbita de las vanguardias, movimientos que intentaron cuestionar y revolucionar conceptos estéticos que habían tenido vigor por innumerables años. Así, la poesía contemporánea se orienta a una tesitura más experimental y desenfadada, quebrado una trayectoria que se remonta hasta la Grecia clásica, trayectoria que hace de una noción unívoca de la belleza, la fuente del quehacer poético.

La poesía es una disciplina que se funda en un tratamiento estético de la palabra. La misma se vale de una serie de recursos que intentan ahondar en estas posibilidades, recursos que consisten en la evocación de imágenes entrelazadas con la generación de una cadencia y de un ritmo. Para lograr este tipo de efecto, es decir, para alcanzar una musicalidad en la combinación de palabras, aspectos centrales son la métrica y la rima. El primer caso consiste en tener un número regular de sílabas en cada verso; los versos tienen así un número predefinido de sílabas, pudiendo existir en una pieza distintos tipos de versos, con distintas sílabas, que se alternan siguiendo un determinado patrón. Con la rima, lo que se añade a esta circunstancia es el hecho de que cada uno de los versos termine con una vocal o sílaba que coincida con la terminación de otro verso. Se va formando así en un poema una cierta musicalidad fundada en un cierto ritmo que se va construyendo con las palabras.

Este tipo de característica se debe en buena medida al hecho de que la poesía, en sus comienzos, estaba estrechamente ligada con la música, la lira era tocada en forma conjunta la recitación de poemas. No obstante, en el presente, la realidad es muy distinta, hecho que llevó a nuevas formas de considerar a esta actividad. Así, los movimientos surrealistas intentaron romper con la tradición por considerarla ajena al nuevo mundo que se vivía. Desde el punto de vista de la poesía, esta ruptura tuvo como consecuencia un alejamiento de la métrica y de la rima, privilegiando expresiones de verso libre. Así, cada verso comenzó a tener un uso irrestricto de sílabas. Desde el punto de vista de los temas también puede verse cambios, en especial con el uso de imágenes lidiadas con la belleza tradicional.